Vídeo promocional de Mujeres descosidas

viernes, 18 de diciembre de 2009

FÁBRICA DE SUEÑOS

Leí atentamente la noticia:"Papa Noel ya no vive en Groenlandia, ni los Reyes magos en Oriente.Hasta San Nicolás se mudó de domicilio, y la bruja Befana se marchócon su escoba; trasladaron su mundo mágico a un polígono giganteentre Chantou y Dongguan. Tampoco ya hay duendecillos que fabriquen sueños. Éstos han sido sustituidos por niños; ellos son los artistas que crean y visten a Barbie ejecutiva, el último modelo de cocheteledirigido, el videojuego de moda..."
Me quité las gafas de leer, me sentía de pronto muy cansada, vieja, desfasada. Sin embargo apareció Catalina, y me sustrajo de aquella negra sensación. Su carita de ángel soñador me hizo recordar...

"Yo también fui niña una vez, y tuve dos clases de muñecas. El primer grupo era muy numeroso. Cada una de ellas tenía un nombre elegido cuidadosamente según sus cualidades físicas; todas las tardes al llegar a casa, una vez que había merendado y hechos los deberes, jugaba con ellas. Las peinaba hasta que sus cabellos perdían suavidad y brillo, las vestía, las desvestía mientras en sus trajes se esfumaba la elegancia de tanto manoseo. Eran mis mejores amigas, siempre estaban junto a mí. Cuando iba aterrada al médico, ellas me acompañaban en la fría sala de espera. En el primer día de curso las presentaba en sociedad; cuando tenía miedo se metían en mi cama. Nunca me fallaron. Pasaban los años y ellas seguían conmigo. Algunas tras largas batallas estaban mutiladas, ajadas, calvas, pero todas seguían siendo mis princesas. El otro grupo de muñecas era muy reducido, eso sí, su belleza era espectacular, los trajes de ensueño ¡Hasta tenían enaguas!. Sus caritas de porcelana pintadas a mano eran una obra de arte. Los cabellos caían en cascada sobre los hombros, y siempre al mirarlas pensaba lo mismo: ¡Ojalá fuera como ellas de bonita!.

Estas muñecas estaban prohibidas, no se podía jugar con ellas, sólo decoraban las estanterías de mi habitación; eran tan frágiles, que cualquier juego por inofensivo que fuera, las podía romper. No tenían nombre ¿para qué?, no necesitaba llamarlas ya que nunca acudirían.

Ha pasado el tiempo, mucho, el primer grupo, aún recuerdo sus nombres. Esperaron fieles guardadas en un cajón a que yo tuviera descendencia. Hoy, alguna de ellas ameniza los juegos de mi pequeña Catalina. Otras, son enfermas, abiertas en canal por Juan y Pedro,dos cirujanos de once y catorce años.

Respecto a las muñecas sin nombre ¿Dónde estarán? ¿Cómo eran? No recuerdo apenas nada de ellas. Son princesas sin reino. Mis muñecas me recuerdan lo autentico; las cosas frágiles pueden en primer momento deslumbrar, pero fácilmente son olvidadas. Sólo las cosas sencillas que comparten tu vida son las que ayudan en el día adía. Todas ellas, me las trajeron los Reyes Magos, venían de Oriente..."

Una vez divagado por un mar de recuerdos, continué leyendo la noticia:"El pequeño Bo rellena de algodón un peluche con sus diminutos deditos, apenas tiene once años. Vino de una aldea rural del oeste de China para trabajar en la fábrica de sueños. Vive en condiciones pésimas de salubridad; le pagan 50 euros al mes, lo mismo que cuesta la Barbie ejecutiva.

Sus deditos no son tiernos ni suaves como los de nuestros hijos; son manos encallecidas de jornadas de catorce horas diarias, siete días a la semana para inundar occidente de juguetes entre el seis dediciembre, San Nicolás, veinticuatro de diciembre, Papa Noel, y el seis de enero, Reyes Magos y la bruja Befana"

Terminé de leer. Sentía húmedo mi rostro, y asco por el recuerdo amis muñecas.

5 comentarios:

joselop44 dijo...

La Navidad ha llegado por aquí. Muy bonito el relato que nos has ofrecido.
Un gran abrazo

Juan Escribano Valero dijo...

Hola Maria de los Ángeles: A un cuando en mi blog he dejado una felicitación general para todo el que entre en él, con los amigos quiero de forma individualizada expresarles mi deseo de que el espíritu de Amor que nos nace en Navidad sea una constante en vuestras vidas y en la de aquellos a quienes améis.
De todo corazón te deseo MUCHAS FELICIDAD y que cantes muchos villancicos
Los Reyes Magos existen, yo les escribo todos los años la carta y no puedes imaginar la alegria y la ilusión que me hace el recibir en el Belén lo que les he pedido y alguna sorpresa más.
Un fraternal abrazo

bixen dijo...

'And I think to myself...': 'Bossa Nova a nós' & 'soul'

Albino dijo...

No se mucho de los reyes, pero no creo que anden por oriente, porque aquello está muy revuelto y las fabricas de juguetes ahora hacen armamento. De Papa Noel, o Santa Claus tampoco tengo noticias. Supongo que reapareceran en los campeonatos del mundo de esquí alpino.
Por ello piso la tierra y me voy al Fnac, que hoy es mi lugar favorito para los autoregalos.
Una vez navidad

calamanda dijo...

Mis mejores deseos para ti en estas
Navidades...que los Reyes Magos te
traigan los mejores sueños y deseos
en este Año Nuevo 2010.
¡Feliz Navidad!

Es un relato estupendo y así es...

Un abrazo.