Vídeo promocional de Mujeres descosidas

domingo, 23 de mayo de 2010

AUSENCIAS

… Creo que esto me servirá, lo encontré en la papelera y lo he limpiado; ahora, buscaré un lápiz… ¡Ah!, qué estúpida, ya lo tengo en la mano. Voy a anotar todo lo que mi memoria recuerde o lo que piense, así Fernando, cuando me ausente, de alguna manera me tendrá...

1 día.

Me han diagnosticado locura transitoria, paranoia ocasional, al menos eso es lo que he entendido a través de tabique.

Pegué mi oreja a la pared, me extrañaba que me dejaran sola en esa estancia tan extraña decorada con una simple silla cuyas patas están clavadas al suelo, no hay ventanas y la luz está tan alta que no alcanzo a tocar la bombilla para saber si desprende calor o frío.

Dicen que me han de llevar a no sé qué sitio; yo quiero volver a casa con Fer.


Otro día.

La voz de mi marido la he notado apagada, he de reformarme o terminaré de eclipsar su alegría. Él cree que no me entero de nada pero no es cierto. Cuando regreso de mis ausencias le encuentro abatido, deshojado como un árbol otoñal, y su pelo cada vez se tinta más de hilos de plata. Mis manos se ceban en su rostro notando al volver, que un nuevo surco jalona en algún rincón.

Le explico pacientemente para que me comprenda, que quiero pasear como siempre lo he hecho y que de repente, tortuosos caminos me enredan a perder la estela de su aroma... entonces no sé regresar.

Para sobrevivir en aquel mundo desconocido, sueño en alcanzarle, incluso buceo en la pobreza de mis ausencias, en la nada controvertida locura del amor, y me mezo en un ensueño hasta que despierto... al terminar mi explicación, Fernando me sonríe, me da un beso de buenas noches pero ¡Si es de día!


Alguna noche.

No quiero ser díscola ni huraña pero una mujer vestida de novia me quería quitar mi cuaderno, no la he dejado, un pequeño mordisco en su brazo ha disipado sus oscuras intenciones.

Fernando, te noto lejos, tan ausente como yo de ti...


Oscuridad.

Mi amor, ¿dónde estás? Tengo miedo. He vuelto pero esta vez no me acuerdo donde estuve. No te preocupes ¿ves? Si te apunto todo, es mi tesoro, lo he guardado en las bragas, no me fío de la novia...



-¡Corten!... Muchas gracias ¿Cómo me ha dicho que se llama?

-Sandra López

-Déjenos su teléfono, por favor; si es seleccionada para este papel, llamaremos mañana.

-¡Gracias!

2 comentarios:

Juan Julio de Abajo dijo...

Si quieres, mira, un día te llevo a un "casting". Puede que seas la gran intérprete en ciernes que sustituya a Penélope Cruz, que se está "quemando" muy deprisa. ¿Hace? ¡Pues venga!

Con cariño,

JULIO.

Albino dijo...

Tienes el papel segudo.
Palabra, que de esto entiendo mucho.
Un beso